Vamos juntos...

sábado, 5 de diciembre de 2009

Ella


Vamos a dedicarle todo cuanto haya a ella.
Esa ella que bien puedes ser tú, yo o incluso ella misma.
Ella que somos todos nosotros,
y muchos como yo, podemos no saberlo.

©Tania Manriquez

martes, 24 de noviembre de 2009

La partida de la muchacha triste

Miro sus ojos como si fueran espejos en donde la tristeza se ve reflejada. Es una mujer libre empero no feliz; guarda sus recuerdos en bolsas de plástico para que nunca nadie los degrade, para que con el paso de miles de años sigan estando presentes. Los mira, piensa, sonríe, llora, los disfruta, recuerda.
Ella comienza a fumar y sus pensamientos se desvanecen con el humo y aunque estamos todos en un espacio cerrado ella continúa fumando, es libre...
Se recuesta sobre el piso y sueña, no le importa que los demás la miremos extranados. De repente comienza a sonar una música conocida a lo lejos; la mujer de la mirada triste se despierta y escucha atenta la melodía que la transporta a otro universo. Urga en sus recuerdos, se mira las manos y las encuentra vacías, observa su entorno y encuentra vacío en todas partes, vacío en cada uno de nosotros.
Yo la escucho murmurar unas palabras pero no logro comprender su significado, y es que ella habla el lenguaje de las palabras, yo el de las miradas.
La mujer sale y se va de viaje. Yo la miro con tristeza y observo como traza su camino hacia ninguna parte, ella camina, voltea la cara y me dirige una última mirada.
Abre sus alas y fractura su cuerpo en cientos de aves que felices revolotean por los andamios.
Es libre...

©Tania Manriquez

domingo, 18 de octubre de 2009


La fantasía:
romanticismo y perversión, todo es posible en la habitación.

El silencio:
todos tenemos preguntas, pero nadie esperará las respuestas.

La nostalgia:
Volver a casa creyendo en esa eternidad del amor que es efímera.


©Tania Manriquez

domingo, 4 de octubre de 2009

Firmamento

Estaré esperando a que me llames
una noche que también sea día
sólo para surcar cielos como locos
cruzando no palabras sino gestos con seres extraños
que nos encadenan al universo con lazos de materia infinita
[como los sueños]
para que vistan nuestro pasado en telas de presente.
La luna está metida en una lata de conservas
cuando tengas hambre de eternindad y sientas morir de inanición ábrela
y sírvela fría con sal al gusto
devórala con los ojos en un sólo bocado
pero degústala, saboréala y disfruta
nunca se tiene demasiada eternidad para quedar satisfechos.
Cuando la noche sea día y los astros inmortales
lleguen a una tregua final
comenzaré escribir rutinaria
porque conozco el miedo de algún día olvidarnos
y tengo la necesidad de poder leernos con los años.
Mantén tus dos lechuzas dilatadas y abiertas
es la única manera de abrazar
toda la hermosura del mundo.
Vamos a fundirnos en secreto
mientras las almas se van encontrando a sí mismas
a veces las cosas más hermosas suceden en silencio.
Donde rompen los sueños comienza la realidad
son tiempos difíciles para lo soñadores
necesito que vengas y me duermas
porque en este estado de vigilia tan permanente
no me quedan muchas ganas de mantenerme despierta tanto tiempo.
©Tania Manriquez

martes, 29 de septiembre de 2009

Limitaciones

Hay calles lejanas que no volveré a recorrer nunca.
Salí de un lugar y cerré las puertas que me llevan hasta el fin del mundo.
De todas las personas que conozco sé que hay muchas que no recordaré.
Sé que de todos mis montones de libros se encuentran algunos cuyas páginas no serán leídas nunca más por mis ojos.

El tiempo no me carcome, los carcome a ustedes y se carcome a sí mismo.

El tiempo pasa, y yo estoy sentada en un lugar cualquiera viendo las hojas caer.

©Tania Manriquez

sábado, 19 de septiembre de 2009

Latidos inquietantes

Por las noches cuando ausente está Morfeo busco en mi cama mundos desconocidos, esperando olvidar que en mi interior hay un corazón cuyo estrepitoso y constante latido no me deja dormir.
A veces no es tan malo dejar que el corazón se colapse,
al menos tendría más oportunidades de pensar.

©Tania Manriquez

lunes, 7 de septiembre de 2009

Bienvenida Despedida

Ab imo pectore

Cuando una persona sabe que está siendo devorada por una mentira lo primero que piensa es: tengo que salir de aquí ya.
Pero la mentira en un principio se ve bien, es tentadora, coquetea contigo, incluso sabe bien; es como una jugosa fruta, es dulce y está llena de placer.
Luego llega un momento en que esa gustosa mentira deja de serlo y se convierte en un juego en el que uno de los dos jugadores (o más) terminará perdiendo no solo la partida sino también el corazón.
Habrán sentimientos encontrados, frustración, lamentos, lágrimas...
Este es el precio que pagan aquellos que le apuestan a lo desconocido, quedarán hechos pedazos ambos: jugador-corazón, partida perdida, juego terminado.
Imposible llegar a un empate en el que ambos bandos sufran o gocen por igual.
No hay arrepentimiento, sólo nostalgia por todo aquello que pudo haber sido y no será.
Todo fue un juego complicado pero juego al fin...
Siempre he sabido perder.
Si señores, esto es Jaque Mate...
Empieza el segundo acto, the show must go on.

©Tania Manriquez

domingo, 6 de septiembre de 2009

Vete

Dejé una nota en tu sueño, escribí buena suerte en voz baja para que cuando soñaras no escucharas mi voz quebrada ni mi desesperación por no poder hacer nada para impedir tu partida.

Después grité fuerte: ¡buena suerte!
vete...

Luego desperté y te vi recostado en el sillón, callado, reposando, soñando.
¿Es que acaso no me escuchaste?

¡Buena suerte!
vete...
Eres Libre

©Tania Manriquez

lunes, 27 de julio de 2009

Estados que cambian

A veces por las noches me da por pensar en ti y me frustra la idea de no encontrarte. El velo que cubre la fina distancia entre fantasía y realidad se desvanece con la sonata del tiempo, cuatro movimientos un compás.

Hay personas que cambian, me cambian, se cambian entre ellos.

Estoy cambiando, me lo dice mi reflejo y aquellas personas que tienen el atrevimiento de mirar más allá de mis ojos, todas esas personas que osan profundizar en mis sentidos lo saben, se saben, se identifican, se reconocen, me descubren.

Advierten que mi rostro está cambiando y que mis ojos ya no son los de antes, esos que han visto demasiado pero jamás suficiente, de los que emanan mucho más que lágrimas, los que te contemplaron por primera vez... todos esos ojos que fui en algún momento ya no son lo mismos.

De ellos se desprende un centelleo que deja ciegos a todos aquellos que jamás han logrado avistar el amor o siquiera una ínfima parte de él.

Los ojos cambian.
Todo cambia...
Las miradas también cambian.

A veces por las noches me da por pensar en ti y me frustra la idea de no encontrarte. También hay noches en las que me da por esperar medio dormida y muy consciente.
Ésta es una de esas noches, es tarde y sólo por si acaso... te sigo esperando.

©Tania Manriquez

martes, 21 de julio de 2009

Echando de menos

A veces en el día, durante la noche, dormida, despierta. Parada, sentada, acostada, en cuclillas.
Cuando el tránsito está muerto y cuando las calles rebosan de gente. Mientras veo, mientras creo, cuando siento, cuando callo, cuando escucho.
Sólo cuando corro, en lo que camino, cuando llego, cuando me voy.
Al momento de despertar, cuando me baño, cuando cocino y mientras como.
En mi cama, en mi mente, en ese rincón de la casa, en mi corazón; en mis labios, en mis ojos y en mis manos. En mis brazos, en esa pared ausente, en el sofá, en la mecedora.
Justo cuando me recuesto sobre el pasto y miro las nubes, cuando las hojas caen y la gente habla. En medio de los murmullos y los silencios; en los espacios en blanco que hay entre cada palabra.
Cuando me veo en el espejo y mientras me cambio la ropa.
En mis venas, en la sangre, en mis uñas, en las líneas de mis manos.
Siempre que pienso, escribo o leo. Al momento de ver una película de terror y justo cuando enciendo el televisor para ver las noticias.
En las ondas del agua que se generan cuando cae la lluvia.
Cuando lloro y cuando me río.
Sobre todo cuando pienso en ti.
te extraño


©Tania Manriquez

domingo, 5 de julio de 2009

Escultura de un pintor

Una buena noche a las doce de la noche
pintaste en el cielo el reflejo de una puerta
que silenciosamente abría paso
a aquellas almas solitarias y nocturnas

Tomaste el pincel y junto a tu godete
se encontraban las pinturas oculares
con las que trazaste tu camino
y el de muchos otros que ansiosamente
esperaban el encuento de sus seres

Anda, alza la vista y mira al cielo
desvela tu nueva obra de arte
¿ves esa mezcla de colores?
tú los creaste, me creaste a mi
¿es que acaso seré yo una escultura?
mejor un templo, para que muchos acudan a mi encuentro

Un buen día a las doce del día
se abieron las puertas del pasillo
los noctámbulos dejaron de serlo
y se volvieron seres vividores de día
yo solo esperaba las campanadas,
esas que proclaman la llegada de la noche
pero esas campanas nunca sonaron
esa noche tu nunca llegaste

A la hora del crepúsculo regresaste a mi cuerpo; tu lienzo
pintabas
pintabas
pintabas
y yo deseé ser otra buena obra de arte, una tuya
pero el arte se lo llevó el viento
y las palabras quedaron olvidadas

En la madrugada a las mil doscientas de la madrugada
soñé contigo y con la senda en la que una mala noche
trazaste el camino que te alejaría de mi
¿podrías mentirme y fingir seguir aquí?
¿cuántas mentiras quieres?
Yo sólo quiero una
yo sólo a ti

©Tania Manriquez

jueves, 2 de julio de 2009

Ἔρως

Siento tu presencia lejana, liviana
procuraría no sentirte, porque se que nunca apareces,
pero te pienso y me gusta esa sensación
esa de saber que no te encuentro
esa de saber que nunca estás

Eres pluma de ave flotando entre mis pensamientos
ligera, cercana; inmortal...
Forma amorfa siempre ausente
portando a diario el olor inconfundible de tus miradas
esa fría ternura de las palabras
ese murmullo interminable lleno de silencios

Hay momentos que pasan y que no entiendo
infiero que es porque están más allá de mi nivel para comprender las cosas
pero es que hay cosas que no sé
y es que tampoco sé entenderte

Busco en tus pupilas solares las respuestas
de aquellas preguntas que jamás concebí
busco ese iris proveniente del sol que me inquieta
ese que me hace dudar de mi
que me emociona, que me alerta
ese iris que despeja mi alma

Tus ojos me hablan a través del espejo
pero no logro descifrar las miradas
no sé qué es lo que pasa cuando cierro los ojos
porque veo sólo un vacío
¿será que ese vacío es de ti?

Eres pluma de ave etérea que ya no flota entre mis pensamientos
ser intangible roedor de sentimientos
somnífero que me eleva a los más idílicos sueños
eres ser volátil oculto en las sombras
eres; aunque no te guste ser...
©Tania Manriquez

miércoles, 1 de julio de 2009

Inexistentes

Me cuesta trabajo mirar por la ventana y no saber qué mirar...

Por más que busco no encuentro el color de sus ojos en las hojas marchitas de los árboles.

Ese tornasol de otoño.

El no saber si es verde, rojo, negro, café…

Inexistente.

Mi cuerpo siente el frío aire de la mañana.

Siento la sombra de sus besos recorrer mi espalda.

Tan helados aquellos besos, como si solo quedara su alma.

Y pienso, y no pienso, intento pensar, no quiero.

Quiero sentir.

Intento

Intento.

No puedo.

Y lo siento.

Siento sus manos recorrer mi cuello, siento su mirada recorrer mi cara.

Mis mil caras…

Dice él que soy muchas.

Yo sé que soy una sola.

Me mira y me arrepiento. Me arrepiento de haber pensado diferente.

Para él no existe el tiempo.

Para mi sólo existe el momento.

Él toma mi alma como si fuera suya, es suya.

La maneja como si fuera algo preciado; no lo es.

Me dejo llevar por las vibraciones de su aliento.

Los latidos de su corazón.

El ritmo de su cuerpo.

Él dice:

Soy tuyo.

Yo digo:

Soy tú

Y entonces dejo caer las lágrimas.

Verdes, rojas, negras, cafés.

Tornasoladas

Inexistentes.

Oxidadas.

Inexistentes.

Suyas.

Existentes.

Y su mirada invadió el cuarto.

Y su mirada invadió mi mente

Y el silencio era tan ruidoso…

No había más miradas...

Sonreí.

Entendí.

Había abandonado el momento.

La risa de la desgracia salió de mi cuerpo junto con aquellas lágrimas.

Verdes, rojas, negras, cafés…

Tuyas.

©Tania Manriquez

Busco ser cómplice del tiempo
¿me acompañas?
©Tania Manriquez

Regresa

14/11/2007
No mires, no vuelvas, no busques
nunca te arrepentiste, no tuviste tiempo
hiciste lo que pudiste, lo hiciste
te fuiste,
entre gomas, tonos y flechas
entre ello se encuentra tu historia,
suspiraste y se rompió el viento,
haciendo más sonora la profundidad del silencio

Llega, regresa, arriesga,
toca a la puerta,
prueba; comprueba
ésta siempre estará abierta

Mírame, vuelve, búscame...
encuéntrame

©Tania Manriquez

martes, 30 de junio de 2009

Te he visto desde mi ventana

25/03/2005

Te he visto desde mi ventana
y no puedo dejar de mirar
esperando que algún día me mires
por lo menos una vez más

Te he visto desde mi ventana
sin dejar de suspirar
pido deseo a una estrella
y esa estrella se va

Te vas sin siquiera mirarme
queda un espacio vacío
y ese espacio vacío
nadie lo puede llenar

Te he visto desde mi ventana
esperando que te vuelvas a asomar
por lo menos hasta que me mires
tan sólo una vez más

Te he visto desde mi ventana
por fin llega el momento esperado,
llega la hora esperada,
llega el día esperado
sin embargo me doy cuenta
de que tu no te has asomado...

©Tania Manriquez
Cantad alto; oiréis que oyen otros oídos...
Mirad alto; vereis que miran otros ojos...
Latid alto; sabreis que palpita otra sangre...

Rafael Alberti
Amor animi arbitrio samitur non ponitur

©Tania Manriquez

domingo, 28 de junio de 2009

asfixia

Ab imo pectore

La idea de dejar de respirar por un momento, aunque sea sólo un segundo
me ha dado vueltas en la cabeza desde hace tiempo.

Es que me duele, me cuesta trabajo,
no me gusta el olor del aire, no lo soporto,
es embriagante, asfixiante,
terriblmente adictivo.

He aprendido por experiencias propias (y mínimamente ajenas)
a ser fría
y no es que tenga problemas para demostrarle a alguien lo que siento
para nada
es sólo que... no sé.
¿El amor puede estar en el aire?

Vaya, qué difícil es esto de las relaciones humanas

©Tania Manriquez

jueves, 28 de mayo de 2009

Soy una persona que no deja lo viejo por lo nuevo, sin embargo procuro unir ambas cosas para crear un estado de armonía plena.

©Tania Manriquez


¡Qué terrible es no tener tiempo para escribir!

P.D. -ESTRÉS-

lunes, 4 de mayo de 2009

"Antes que nada, perdona si huele un poco a cerrado, hacía mucho tiempo que nadie se alojaba aquí, y menos aún con la intención de quedarse.
Ábreme bien de puertas y ventanas. Que corra el aire, que entre tu luz, que pinten algo los colores, que a este azul se le suba el rojo, que hoy nos vamos a poner moraos. Y hablando de ponerse, vete poniendo cómoda, que estás en tu casa. Yo, por mi parte, lo he dejado todo dispuesto para que no quieras mudarte ya más.
Puedes dejar tus cosas aquí, entre los años que te busqué y los que te pienso seguir encontrando. Los primeros están llenos de errores, los segundos, teñidos de ganas de no equivocarme otra vez.


El espacio es tan acogedor como me permite mi honestidad. Ni muy pequeño como para sentirse incómodo, ni demasiado grande como para meter mentiras.
Mis recuerdos, los dejé todos esparcidos por ahí, en cajas de zapatos gastados y cansados de merodear por vidas ajenas. No pises aún, que está fregado con lágrimas recientes, y podrías resbalar. Yo te aviso.


El interruptor general de corriente está conectado a cada una de tus sonrisas. Intenta administrarlas bien y no reírte demasiado a carcajadas, no vayas a fundirlo de sopetón.
No sé si te lo había comentado antes, pero la estufa la pones tú. Y hablando del tema, he intentado que la temperatura del agua siempre estuviera a tu gusto, pero si de vez en cuando notas un jarro de agua fría, eso es que se me ha ido la mano con el calentador. Sal y vuelve a entrar pasados unos minutos. Discúlpame si es la única solución, es lo que tenemos los de la vieja escuela, que a estas alturas ya no nos fabrican ni los recambios.


Tampoco acaba de funcionarme bien la lavadora. Hay cosas del pasado que necesitarán más de un lavado, es inevitable. Y hay cosas del futuro que, como es normal, se acabarán gastando de tanto lavarlas. La recomendación, ensuciarse a su ritmo y en su grado justo. Eso sí, no te preocupes por lo que pase con las sábanas, que las mías lo aguantan todo.
Para a acabar, te he dejado un baño de princesa, una cama de bella durmiente, un sofá de puta de lujo y algo de pollo hecho en la nevera. Para que los disfrutes a tu gusto, eso sí, siempre que sigas reservando el derecho de admisión. Aquí no vienes a rendir cuentas, sino a rendirte tú.


Aquí no vienes a competir con nadie, sino a compartirte a mí. Y lo de dar explicaciones, para el señor Stevenson. El resto, no sé, supongo que está todo por hacer. Encontrarás que sobra algún tabique emocional, que falta alguna neurona por amueblar, y que echas de menos, sobre todo al principio, alguna reforma en fachada y estructura. Dime que tienes toda la vida, y voy pidiendo presupuestos. Dime que intentaremos toda una vida, e iré encofrando mis nunca más."

"Pensión Compleja" (Risto Mejide)

domingo, 3 de mayo de 2009

Creyendo algo que no sé

un día dejé de creer en casi todo y casi en cualquier cosa

nada era creíble por ende también increíble

no sé por qué dejé de creer

será porque no habían pruebas para demostrar la creencia de lo que en ese entonces
y hasta ahora sigo no creyendo

o porque simplemente se me dio la gana

aunque hay cosas en las que sigo creyendo a pesar de ser mentira

sabiendo que es mentira y son mentiras me gusta darle credibilidad a la situación
a ver si así logro creer en ella

e independientemente de que ya no creo en muchas cosas te creo

no creyendo en los que dicen "ver para creer"

porque hace tiempo no te veo pero te quiero

y la verdad es que muy al pesar de mi incredulidad

sigo creyendo en ti

[ y así como te creo te quiero]


©Tania Manriquez
Soñar es ver la vida de otro modo,
y es olvidar un poco lo que es.
Un sueño es casi nada y más que todo;
más que todo el soñarlo... Casi nada después.

José Ángel Buesa

sábado, 2 de mayo de 2009

Queriéndote

te conozco poco y te quiero lo suficiente

lo suficiente ya es demasiado y sin embargo no es bastante

pero creo que así estás conforme y por tanto yo también

me niego a dejar de quererte tanto porque sé que es una igualdad proporcionada

incluso si fuese desproporcionada además de desigual te querría como antes
te querría igual

y porque tal vez nada sea equivalente al sentir que yo preciso

te quiero


©Tania Manriquez

viernes, 1 de mayo de 2009

Aquí estamos los dos
buscando a alguien con la mirada perdida
descubriendo el vacío de aquellos temores que nos perseguían
No la vida no es tan complicada como solía
acabas de realizar cayendo en la cuenta
¿qué es lo que perseguías hasta el momento?
¿cuál era tu mayor alegría?
Al fin lograste caer
llegaste al punto exacto de la monotonía
como resultado de las experiencias vividas
unas existencias vacías
[ las nuestras mismas ]
No ya no creas en tonterías
es que sólo no veías
que todos terminamos siendo lo que ya solíamos ser
terminamos viéndonos jurando no ser aquello que ya fue
[ ... ]

©Tania Manriquez

jueves, 30 de abril de 2009

Niñerías

me encanta mirar al cielo por la noche y pedirle deseos a las estrellas

jugar con globos rosados con carritos y muñecas

poder patinar con un solo pie y andar por las calles en bicicleta

hacer berrinche llorar y después reír con histeria

podría amar ser una princesa en espera de su príncipe azul

buscando a diario una estrella fugaz y cerrar los ojos esperando que lo pedido se cumpla

morir de felicidad cada que me recuesto sobre el pasto mojado

poder correr alegremente bajo la lluvia y brincar en los charcos

miro a la niña que hay en mi soplar los dientes de león

durmiendo a altas horas de la noche pensando en que hay un monstruo debajo de su cama

[ ... ]

podría hacer una lista interminable de las cosas que me encantaba hacer cuando era pequeña pero no lo haré; después de todo, hay cosas que afortunadamente nunca cambian :)



©Tania Manriquez

miércoles, 29 de abril de 2009

volaron hasta topar con el infinito

para preguntar el camino que los llevaría de vuelta a casa

marcharon sin rumbo por millones de horas

y nunca lograron llegar

sin embargo arrivaron en lugares que jamás habrían esperado encontrar

desconocieron aquello que consideraban conocido

cayeron en la cuenta de que al pensar que todo lo poseían

en realidad no poseían nada

así se fueron de viaje unos cuantos milenios

decidieron regresar al lugar del que nunca habían partido

percatándose de que no importa cuánto te esfuerces en llegar

al final

todos somos fichas en un tablero de ajedrez

a la disposición de un jugador


©Tania Manriquez

martes, 28 de abril de 2009




¡gracias por el beso y el abrazo!



©Tania Manriquez

Charlas paranóicas

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
exacto
yo m mantengo con dudas
por un lado los docs. q son amigos d mis amigos dicen q sí está kbrón
por otro lado no dudaría q el gobierno lo estuviera agrandando para mover nuestra mente

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
la gente nos influenciamos por los medios d comunicación
si por decretos de los de arriba se decide que una mosca que voló sobre reforma es el indicio de vida extraterrestre
mañana eso saldrá en todos los diarios y canales de tele
y pasado todo aquel que vea una mosca querrá encerrarla y hablar con ella
y la pinche mosca qué?

TaNia ..los odio... dice:
?

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
pasandot mis dudas

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
dime q pasa oh sabia hermana

TaNia ..los odio... dice:
aaah ok

TaNia ..los odio... dice:
yo digo que es la mosca

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
si?

TaNia ..los odio... dice:
si

TaNia ..los odio... dice:
la verdad es que la mosca es la que empezó con todo esto

TaNia ..los odio... dice:
pero no es cualquier mosca ooh no

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
no?

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
tons

TaNia ..los odio... dice:
es LA mosca y es especial

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
chale

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
y cómo es o q

TaNia ..los odio... dice:
es especial

TaNia ..los odio... dice:
porque LA mosca empezó con la de la influenza

TaNia ..los odio... dice:
pero el gob. no dice nada y le echa la culpa a los cerdos

TaNia ..los odio... dice:
LA mosca es la transmisora del virus

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
nooooooooooooooooo te creo

TaNia ..los odio... dice:
de veras!

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
y luego q pasó con la mosca

TaNia ..los odio... dice:
pues anda ahí volando por el mundo!

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
chaleeee

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
y como tuvo tanta vida pa llegar al otro lado del charco

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
(entiendase el otro continente)

TaNia ..los odio... dice:
pues transmitiendo! se hace más fuerte y vive más

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
nooooooooooo

TaNia ..los odio... dice:
siiiiiiiiiii

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
chale

La mejor manera de controlar a una población, es mediante el miedo colectivo. dice:
que locoooooo

TaNia ..los odio... dice:
si ya sé!


©Tania Manriquez

Algo cómico le debemos encontrar al asunto...

lunes, 27 de abril de 2009

Infección

Me siento paranóica y me sé una persona que no se sabe aquietar


Me da miedo respirar porque no sé que clase de aire está pasando por mis entrañas
y porque así como me sé intranquila
también me sé humana y mortal capaz de quebrarse

[ como aquella vasija que se deja en la esquina de una mesa sólo para demostrar que
al fin y al cabo todos vamos hacia el mismo camino ]
He de confesar que no me siento cómoda utilizando los cubre bocas
siento que nomás no van con el color de mis ojos ni con el de mi piel
y cómo me está dando por no gustarme nada
tampoco me gusta la soledad que se siente en esta habitación obscura y ausente
en la que por el hecho de no gustarme tampoco me encuentro yo ]
No he visto ni un alma merodeando por las calles
será que también todas ellas se sienten humanas y mortales
[ aunque ya no lo sean
y les da miedo salir
porque no saben qué es lo que se puede cruzar en su camino
ni en su ida ni en su vuelta ]
También se me atora algo en la garganta [ y en los ojos
cuando pienso en que las cosas que más fáciles eran se dejaron pasar
y digo que se me atora porque nada sale
porque hace mucho que me acostumbré a despojar cualquier sentimiento en silencio
para que nadie se preocupara
para que mejor se ocuparan ]
Yo digo que este es el fin de algo muy importante
pero aún no logro saber qué
y aunque supiera el fin de algo desconocido no lo diría
porque considero que toda situación debe de tener algo de misterio
y esta situación no es la excepción ]
Me gusta creer en lo que los que ya vivieron me dicen
y también creer en lo que los ancianos ya dijeron
se dice que nosotros somos los inmortales
y por tanto que somos inmunes a lo que pudiera pasar
o a lo que se espera que pase ]
Solía fantasear con que las cosas acabasen pronto
como también fantaseaba con la idea de que esta tristeza se marchase inmediatamente
pero no fue así y sigue sin serlo
y aunque me duela y me de miedo respirar
y no me guste la habitación en donde no me encuentro
la verdad es que aún con miedo y con tristeza
me encanta inhalar el aroma de tu recuerdo
muy a pesar de toda inoculación ]
©Tania Manriquez

domingo, 26 de abril de 2009

:puestos vacantes en el olvido

sembraron flores en el campo de la desesperanza

y echaron a volar no una sino miles de gotas saladas y oculares

dejando atrás las huellas del pasado que marcaba

la ausencia olvidada de un desconocido


en la cumbre de la muerte se hallaban los escépticos

preguntándose el valor de una existencia inalcanzable

porque los olvidados no son desconocidos

y los desconocidos no tienen un ápice de memoria


los prófugos furtivamente iban siguiendo las marcas del espacio

esas que no suelen dejar rastro para aquellos que no creen

pero ellos eran creadores y creían

sólo eran creyentes que creaban


en la cumbre del escepticismo se hallaban los muertos que ya no creen en nada

viviendo somnolientos y soñando con palabras que jamás fueron cantadas

has de disculpar mis divagantes aberraciones

pero como te pudiste haber percatado

los que fuimos olvidados tampoco tenemos memoria




©Tania Manriquez
Ven, vámonos, llévame a danzar entre las nubes,

ven, huyamos, porque sólo contigo sé que puedo volar.


Porque te conozco y me conoces,

porque cuando estoy contigo te conozco más y me desconozco menos.

Y porque contigo me siento más alegre y más enamorada.


Huyamos a esa tierra, donde no conocemos a nadie

y donde nadie se molesta en conocernos.


Ven, vámonos, que nadie nos está esperando

y nadie comienza a impacientarse


©Tania Manriquez

sábado, 25 de abril de 2009

En el mundo hay millones de aves
aves existiendo, aves que ya no están.

Dentro de la jaula estaban postradas dos manos
ansiosas por liberarse
cual pájaro que revoloteaba los dedos
para así escapar.

Los ojos que miraban directamente
[ hacia el infinito
eran negros, sombríos;
reflejo de unos que hace mucho dejaron de ver
presos de una profunda ceguera
hace ya tiempo concebida

Los dedos tamborileaban, como si esperasen ansiosos que algo ocurriera
las garras largas y afiladas señalaban siempre hacia un lado
siempre a ningún lugar

Las aves de ahora ya no saben observar,
ni siquiera ven con las manos
porque ya todo lo que existe
es invisible a los ojos


©Tania Manriquez

martes, 21 de abril de 2009

Veinte gramos de cocaína y un billete de veinte

Vale, así que tú crees que tienes problemas eh.
¡Ja! ¿Qué pueden ser problemas para ti?
¿Quieres saber de un verdadero problema?

Un día no aguanté mas la presión que llevaba no sólo fuera sino también dentro de mi y decidí escapar.
Si bien no tenía muchas alternativas, pensé que lo mejor sería un viaje.
A decir verdad, el peor viaje que he tenido en mi vida.


Veinte gramos de cocaína y un billete también de veinte me llevaron
a un lugar tan lejano, tan irreal...
Dicen que la coca te lleva al paraíso...
¿Será?
Porque yo no lo creo.
Veinte gramos de cocaína y un billete también de veinte me llevaron
a un lugar que jamás creí conocer:
el infierno
Me arrepentí ya demasiado tarde, vomité hasta que mi garganta no pudo más.
Sentí mi muerte cerca.
Lloré, grité, pensé que el dolor se escaparía por mis labios, mi boca, mis ojos, mis lágrimas.
Pero no fue así.
El dolor no duró mucho tiempo, perdí el conocimiento, perdí todo lo que tenía, me perdí a mi.
Porque descubrí que la droga es como el diablo, una vez que la tientas, la pruebas y te gusta, es como si le vendieras tu alma.
Porque aunque suene poco,
veinte gramos de cocaína y un billete de veinte,
lo son todo.

©Tania Manriquez


*Claro que es mejor la droga del verso, a decir verdad ese es mi único vicio. :)
Esta no es una experiencia vívida ni mucho menos, tampoco es una historia que me hayan contado.
Es sólo una forma de demostrar la visión que tengo acerca de un tema tan delicado como es el de las drogas.

lunes, 20 de abril de 2009

Dime amor:
¿en qué vuelo viaja el último pedazo
de tu corazón?

no tardes, aquí te espero.
no tardes, que me muero.


©Tania Manriquez

Te quiero

Si te quiero es porque sos
mi amor, mi cómplice, y todo.
Y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.
[Fragmento] Te quiero,
Mario Benedetti

No te quiero por tus ojos color marrón
ni por tu sonrisa meramente perfecta.

Te quiero porque me haces sentir completa,
porque me haces feliz,
porque me haces reír,
llorar,

Sentir


Te quiero porque sé que contigo las palabras no existen
porque lo único que cuenta entre nosotros son las miradas,
porque también sé que tampoco existen las distancias,
menos las riñas, las caras... las malas palabras.

Porque contigo aprendí a vivir sin importarme ya nada
y aprendí que no necesito mucho para ser feliz

porque lo único que yo en verdad necesito

es a ti.



Te quiero porque me enseñaste a soñar despierta

[ y vivir dormida

Porque en realidad no necesito razones para quererte.

Porque para quererte necesito una sola cosa:

que seas tú.


©Tania Manriquez

domingo, 19 de abril de 2009

Entre amigos y amistades

Hay cosas que jamás cambiaria por nada ni por nadie en este mundo.
Y esas cosas son los momentos que he pasado con ustedes.

Desde el primer encuentro, hasta la primer despedida;
las más grandes travesuras, las lágrimas y las risas.
Los abrazos, las peleas, reconciliaciones... ¿qué más?

Porque son ustedes los únicos a los que sé que puedo acudir en cualquier momento,
incluso si es sólo para hablar, llorar, reír, cantar; despejar mi mente, desocuparme, ocuparme, enojarme...

Hay cosas que jamás cambiaría por nada ni nadie en este mundo.
Y aunque esas cosas no son cosas sino personas, tampoco las cambiaría.
Tampoco cambiaría a mis amigos

Porque son ustedes los que me hacen feliz...

©Tania Manriquez

viernes, 17 de abril de 2009

Defectuosa perfección

Encuentro pefecta la manera en la que me haces feliz,
porque a través de dulces sueños y cometas
me demuestras que nuestro mundo es una maravilla.
Porque me demuestras que nosotros somos una maravilla en sí.

Que con todo y defectos me aceptas como soy
y con todo y defectos te acepto como eres.
Porque a veces no tengo que hacer
mas que llamarte para que corras,
y vengas a mi encuentro.

Aunque a veces te odie, me enoje,
te maldiga,
me odies y te enojes,
te amo.

Porque me enseñas a ver el cielo con ojos de chiquilla
y me haces pensar en que no hay nada malo que exista,
me haces aprender que con una sonrisa y una mirada
cambia para siempre una vida.

Me enseñaste a vivir de ti, y para ti,
me adentraste en tu mundo para que no saliera,
para que no me escapara de él
¿y sabes qué?
qué bueno, porque de todas formas no quiero hacerlo.

Porque me demostraste que una puesta de sol,
la arena, los amigos, un helado
y tú
son todo lo que yo podría desear.


©Tania Manriquez

jueves, 16 de abril de 2009

Manessa para siempre

a mi hermana
Manessa, Manessa...
Una vez me dijiste que sabías que en el fondo de mi corazón
yo sabía que sin ti no podría vivir.
¡Bruja!
¿Cómo que por qué?
Porque adivinaste, porque lo que me dijiste es cierto,
porque lo que me dijiste es verdad.
Porque yo también sé que tú sabes
que lo que dijiste es real.
Desde una foto "decorada" en paint,
hasta relevos de cojines en las escaleras.
Desde un chicle pegado en el cabello,
hasta una trenza amarrada al asiento.
[ del coche
Dicen que somos parecidas,
iguales, idénticas...
¿Cómo no serlo, si somos hermanas?
y nada me llena más de orgullo que eso.
No sólo estoy orgullosa de ser tu hermana,
de que seas mi hermana,
de que seamos hermanas.
Estoy orgullosa de ti.
Porque tú eres el más grande y mejor
ejemplo que tengo,
porque cuando sea vieja como tu
quiero ser como eres.
Estoy orgullosa de ti porque...
porque...
porque sí.
Que si me ayudas con esto,
que si me ayudas con lo otro,
que si me ayudas con matemáticas
que si me ayudas con inglés.
Que sí, que sé que me ayudarás
que sí, porque sé que lo harás.
Psst, psst...
¿estás despierta?, son las 3 de la madrugada
¿y eso qué?
sé que puedo contar contigo en cualquier momento,
en cualquier instante,
todo el tiempo...
¡Adivina qué!
¡Qué!
porque también sé que te puedo contar cualquier cosa
sin temor a ser criticada,
sin temor a ser regañada
[ sólo un poco
porque sé
que todo lo haces por mi bien.
¿Necesitas un hombro para llorar?
Aquí está el mio.
¿Necesito un hombro para llorar?
Aquí está el tuyo.
Yo no entiendo a las personas
que dicen que sin una hermana están bien
¿será?
porque yo no me imagino la vida sin una hermana,
yo no me imagino la vida sin ti.
Y con todo y que sé que corro el riesgo
de que llores con esto
te digo de una vez
que estoy infinitamente agradecida
por tenerte como hermana.
©Tania Manriquez

La Tregua [Fragmento]

Mario Benedetti

P.D. Gracias a "el León", porque si. ;)

miércoles, 15 de abril de 2009

Leí en un libro
que es bueno tener una mascota
para descargar todas las penas
y las dolencias.

Me compré una mascota
no sobrevivió mas que dos días.

©Tania Manriquez

Re-cordar

Una vez me dijiste: vives anclada a tus recuerdos,
yo respondí que no,
porque me niego a olvidar
porque son éstos los que constituyen una
parte importante de mi vida
[ sino es que toda

Una vez me dijiste: vives anclada a tus recuerdos,
yo respondí que sí,
porque es ahora que me percato
que de quien vivo anclada
es de ti


©Tania Manriquez