Vamos juntos...

domingo, 28 de junio de 2009

asfixia

Ab imo pectore

La idea de dejar de respirar por un momento, aunque sea sólo un segundo
me ha dado vueltas en la cabeza desde hace tiempo.

Es que me duele, me cuesta trabajo,
no me gusta el olor del aire, no lo soporto,
es embriagante, asfixiante,
terriblmente adictivo.

He aprendido por experiencias propias (y mínimamente ajenas)
a ser fría
y no es que tenga problemas para demostrarle a alguien lo que siento
para nada
es sólo que... no sé.
¿El amor puede estar en el aire?

Vaya, qué difícil es esto de las relaciones humanas

©Tania Manriquez

1 comentario:

the Kid A dijo...

Dificil!!... a veces es imposible.. y si, es asfixiante!...
todos los que escribimos nos parecemos, quizás agrandamos mucho lo "malo" de nosotros mismos, quien sabe...!
un gusto pasar, saludos señorita :)