Vamos juntos...

lunes, 14 de julio de 2008

Confusión

Y hoy solo pienso
no quiero, pero pienso
intento no pensar, intento sentir
pero no siento, solo pienso
quiero sentir
intento
no puedo
lo intento
no, no puedo
pienso en ti, pienso en mi
en los dos,
por separado
pero en los dos.
me cuesta trabajo mirar, sin saber bien que es lo que no quiero mirar
y te miro
y el tiempo se detiene
y ya no hay mas tiempo
solo queda el momento
y digo te amo
y no me escuchas
estas pensando
y yo sintiendo
tu pensando sin sentir
yo sintiendo sin pensar
pero ya no importa nada
tu no estas aqui
lo siento
porque ya nada tiene sentido
si tu no estas aqui
y lo que senti contigo
no lo siento
sin ti
y solo pienso
ya no siento
y espero
te espero
porque siento
que tu siempre has estado aqui


©Tania Manriquez

sábado, 12 de julio de 2008

Las cinco cualidades de un lápiz:

Primera cualidad:
Puedes hacer grandes cosas, pero no debes olvidar nunca que existe una Mano que guía tus pasos. A esa mano la llamamos Dios y Éste debe conducirte siempre el la dirección de Su voluntad.

Segunda cualidad:
De vez en cuando es necesario dejar de escribir y usar el sacapuntas. Con eso el lápiz sufre un poco, pero al final está más afilado. Por tanto, hemos de saber soportar algunos dolores, porque nos harán ser mejores personas.

Tercera cualidad:
El lápiz siempre permite que usemos la goma para borrar los errores. Debemos entender que corregir alguna cosa que hemos hecho no es necesariamente algo malo, sino algo importante para mantenernos en el campo de la justicia.

Cuarta cualidad:
Lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que lleva dentro. Por tanto, cuida siempre lo que ocurre dentro de ti.

Por último, la quinta cualidad de un lápiz:
Siempre deja una marca. Del mismo modo, hemos de saber que todo lo que hagamos en la vida dejará huellas y procuremos ser conscientes de todas nuestras acciones.

Paulo Coelho, la historia del lápiz.

martes, 8 de julio de 2008

Caminante no hay camino



Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.


Nunca persequí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.


Me gusta verlos pintarse
de sol y grana,
volar bajo el cielo azul,
temblar súbitamente y quebrarse...

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.


Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.


Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...


Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso.



Antonio Machado

¿Quién muere lentamente?


Muere lentamente quien no viaja,quien no lee,
quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días
los mismos trayectos,
quien no cambia de marca, no se atreve a cambiar el color de su vestimenta o bien no conversa con quien no conoce.
Muere lentamente quien evita una pasión y su remolino de emociones,
justamente estas que regresan el brillo a los ojos y restauran
los corazones destrozados.
Muere lentamente quien no gira el volante cuando esta infeliz con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida, huir de los consejos sensatos...

Pablo Neruda

viernes, 4 de julio de 2008

Espera



Y tu mirada se perdió en las tinieblas, ahí donde habitaba tu alma. La luna llena se hacía presente con su luz tan clara, con su deslumbrante reflejo.

Yo tan sólo esperaba; no sé bien qué... pero esperaba. Tal vez a ti, aunque sabía bien que no llegarías.

Y suspiraba pensando en tu recuerdo, que era cada vez más distante...

Y entonces te miré por ahí vagando, con aquella mirada perdida de un ser inexistente. Así que suspiré porque por fin te había vuelto a ver, aunque todo haya sido diferente.

Te miré, tu no lo notaste y la luna con sus colores nocturnos me dijo: Espera, él siempre estará aquí.

Yo confié y volví a mirar, pero esta vez ya no estabas aquí.

Suspiré, lloré... y desperté.

Las tinieblas se acercaban, tu no estabas ahí; mientras, la luna seguía cubierta con su velo blanco, ese que todas las noches usa. Así mismo también estaba cubierta por el manto negro de la obscuridad, temerosa de ser descubierta.

Desperté una vez más, tú estabas junto a mi. Volví a mirar, suspiré y sonreí.

Pedí a Morfeo que me llevase a volar. Sí... volando por las noches en las que había de esperar.

Un ligero susurro me empezó a estremecer, era mi amiga la luna que suavemente me decía: "Espera, él siempre estará aquí".

Durmiendo, suspirano, soñando, esperando... ¿A quién?

A él, a ese ser inexistente.

Ese ser inexistente que una noche me dijo: "No
esperes más. Yo siempre estaré aquí".
©Tania Manriquez

miércoles, 2 de julio de 2008

Hoy


Hoy reclamo al mundo porque no puedo tenerte a mi lado, hoy te extraño y te siento cada vez mas distante. Hoy tengo miedo a perderte a pesar de que aun ni siquiera te tengo. Hoy te extraño y te sigo esperando, cada vez hay menos tiempo y todavia queda muhco por decir. Hoy pienso en ti como siempre lo hago, hoy te siento lejos, hoy me siento triste.Hoy procuro alejarte de mi mente, para asi no extrañarte mas, pero me doy cuenta de que eso es imposible porque tu inundas mi alma y mi corazon de una inmensa alegria, y no... Hoy no te alejas. Hoy es un dia mas, no hay nada de especial en el. Hoy aun te espero; Hoy me hago la misma pregunta que me hice ayer, la misma pregunta que me hare mañana. Hoy me pregunto: ¿Cuando volveras?.Hoy ya siento que me faltas, eres el primero en invadir mis pensamientos, y seras el ultimo en estar en ellos.Hoy te extraño y no te saco de mi mente. Hoy quiero estar cerca de ti... ¡Pero que miedo me da la idea de no poder verte nunca mas!Hoy la nostalgia me invade intentando borrar tu recuerdo.Hoy mi mente esta llena de recuerdos. Hoy la pena llega hasta mi alma; Hoy por fin he decidido no pensar mas en ti.
Hoy pienso en el mañana.
Hoy ya es mañana...
©Tania Manriquez

Hermanas para siempre

Una hermana mayor, aprende a ser madre mucho antes de que lleguen sus hijos: cuida, protege y sobreprotege.Marca el rumbo, desafiando consignas paternas que luego disfrutará su hermana menor sin ningún esfuerzo.Arrastra resignada a su hermana menor a fiestas de cumpleaños, salidas con sus amigos o al cine con el chico que le gusta. Soporta el desorden, perdona las roturas, acepta el inevitable destino de ser siempre el ejemplo.

Una hermana menor, aprende a mirar la vida con los ojos de su hermana mayor: cómo cruzar la calle, cómo andar en bicicleta, cómo lograr que papá o mamá... Cómo ser igual a ella en todo.Acepta que la gran parte de su ropa le quede siempre muy larga o muy corta o muy grande... porque la hereda de su hermana mayor.

Para su hermana mayor es, primero, una muñeca, luego se transforma en una molestia y, solo con los años, se convierte en su igual.
Toda hermana menor deseó alguna vez ser hija única.Y todas idolatramos a nuestras hermanas mayores.
La gente nos encuentra parecidas... y tiene razón
¿Cómo? Una de ojos claros, la otra, oscuros.
Una distraída, la otra ordenada.
Una apasionada por su trabajo, la otra por su familia.
Una delgada, la otra en estado de dieta permanente.
Una audaz, la otra tímida...
Sin embargo, el lazo que nos une trasciende nuestras diferencias.
Nos unen varias aventuras nunca contadas. Nos une la irrenunciable alegría de ayudarnos.
Como a nadie. Más que a nadie.
Distintas, idénticas.
Hermanas del alma.
Juntas hoy.
Juntas mañana.
Si, hermanas para siempre...

Nadie se cruza por azar


Hoy estaba pensando en todas las personas que forman una parte importante de mi vida.
En que hace poco me tuve que despedir de algunas de ellas y que la verdad fue bastante dificil hacerlo.
He estado pensando en aquellas personas que repentinamente y sin querer salieron de mi vida.
Hay personas por las que aposté que estarían a mi lado siempre... y no fue así.

Personas por las cuales daría mi vida, incluso si ellas no lo hacen por mi.
Y personas que sin importar nada, han hecho cuanto han podido para verme feliz.
Personas que poco a poco han ido quedando atrás, por circunstancias que hasta el momento sigo desconociendo.
Hay personas que solo se cruzan en la vida por azar; aparecen en el momento indicado y se van igual.
También hay personas que me gustaría conservar a mi lado siempre, personas que ojalá nunca salieran de mi vida.
©Tania Manriquez