Vamos juntos...

sábado, 19 de septiembre de 2009

Latidos inquietantes

Por las noches cuando ausente está Morfeo busco en mi cama mundos desconocidos, esperando olvidar que en mi interior hay un corazón cuyo estrepitoso y constante latido no me deja dormir.
A veces no es tan malo dejar que el corazón se colapse,
al menos tendría más oportunidades de pensar.

©Tania Manriquez

2 comentarios:

León dijo...

NO, para nada malo, es todo momentaneo, el corazon, como nosotros, necesita su proceso. Hay que sentir hasta que un dia no se sienta mas. Es la unica manera vivir en serio.

UN beso grande Ta! que estes muy bien, te espero como siempre.

FENIX dijo...

coincido contigo, si es necesario un colapso de vez en vez, para renacer a una nueva vida. Es como vaciar el vaso de agua sucia para llenarlo nuevamente con agua pura y cristalina.

un abrazo.