Vamos juntos...

domingo, 3 de mayo de 2009

Creyendo algo que no sé

un día dejé de creer en casi todo y casi en cualquier cosa

nada era creíble por ende también increíble

no sé por qué dejé de creer

será porque no habían pruebas para demostrar la creencia de lo que en ese entonces
y hasta ahora sigo no creyendo

o porque simplemente se me dio la gana

aunque hay cosas en las que sigo creyendo a pesar de ser mentira

sabiendo que es mentira y son mentiras me gusta darle credibilidad a la situación
a ver si así logro creer en ella

e independientemente de que ya no creo en muchas cosas te creo

no creyendo en los que dicen "ver para creer"

porque hace tiempo no te veo pero te quiero

y la verdad es que muy al pesar de mi incredulidad

sigo creyendo en ti

[ y así como te creo te quiero]


©Tania Manriquez

2 comentarios:

the Kid A dijo...

nunca se llega a saber que tanto es querer, que tanto es creer querer, y cual es la parte que no creemos para nada... nunca sabemos mucho de la vida, de ahí los golpes, de ahí las levantadas con la frente en alto...
por cierto, el texto q esta sobre este es muy bueno...
un gusto pasar otra vez, me he hecho asiduo a sus escritos :)

Pablo Mariosa dijo...

¡Qué lindas palabras!

Creo que es un gran paso en el proceso madurativo de cada uno el hecho de aceptar que hay ausencias o personas o cosas ausentes que pueden ser más relevantes que otras que nos saltan a la vista todos los días.

Un beso,

Pablo