Vamos juntos...

sábado, 23 de junio de 2012

Diez fragmentos de vida

I
Ella se va de viaje. Los vagones del tren transportan las últimas cartas de amor del mundo. En ellas se lee: favor de desnudarse el alma antes de abordar.

II
Ella. Ella se pintará el cabello de rojo.
Poco a poco, uno por uno. Uno por cada día de tristeza.
Uno por cada día de soledad.

III
Él no escribe desde hace dos años. Ella lo busca donde solía encontrarse
con las letras que él alguna vez le regaló.
No hay nada nuevo, sin embargo espera atenta la próxma misiva.
Sabe que no será para ella, pero al menos será de parte de él.

IV
Ella espera. No sabe bien qué, pero espera.

V
Ella reflexionó, sorprendida. Parecía rechazar una proposición intolerable.

VI
Se percibía un silencio ensordecedor entre ambos.
Estaban lejos, pero ella lo escuchaba.

VII
Ella sigue esperando. Y mientras espera, imagina cómo reaccionaría si se vuelve a encontrar
alguna vez con él.

VIII
Él le gusta a ella, ella le gusta a él.
Nunca se han visto, pero se gustan y probablemente, se quieren.

IX
Ella ya no espera, ahora se dedica a abrazar el vacío...

X
Ella acaba de sepultar su corazón.


©Tania Manriquez

4 comentarios:

Siempre quise ser Al Capone dijo...

En ocasiones pienso que hay una persona exacta para cada cual... y es tràgico hallarla y sin embargo, alejarse...


Me ha encantado, pero sobre todo, , el extracto sigueinte:



"Él le gusta a ella, ella le gusta a él.

Nunca se han visto, pero se gustan y probablemente, se quieren.

IX
Ella ya no espera, ahora se dedica a abrazar el vacío...

X
Ella acaba de sepultar su corazón.

Siempre quise ser Al Capone dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Siempre quise ser Al Capone dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Presento mis respetos.


Un abrazo, Tania.